top of page

Ley de IA de la UE: primera normativa sobre inteligencia artificial

Actualizado: 11 jul 2023



Mano de robot frente a mano de humano


En un importante desarrollo para el campo de la inteligencia artificial (IA), la Unión Europea (UE) ha presentado su Ley de Inteligencia Artificial, marcando así el primer conjunto integral de regulaciones sobre IA a nivel mundial. Con el objetivo de establecer condiciones óptimas para el desarrollo y uso de esta tecnología, la UE busca regular la IA como parte de su estrategia digital. En abril de 2021, la Comisión propuso el primer marco regulador de la UE para la IA, y desde entonces ha habido avances significativos en la formulación de esta normativa pionera.


La Ley de Inteligencia Artificial de la UE se centra en garantizar que los sistemas de IA utilizados en la UE cumplan con altos estándares de seguridad, transparencia, trazabilidad, no discriminación y respeto al medio ambiente. Para lograr esto, la legislación propuesta establece una evaluación y clasificación de los sistemas de IA según el nivel de riesgo que representen.


En primer lugar, se busca establecer una definición uniforme y tecnológicamente neutra de la IA que pueda ser aplicable a los sistemas futuros. Esta definición servirá como base para evaluar y clasificar los sistemas de IA en tres categorías de riesgo: riesgo inaceptable, alto riesgo y riesgo limitado.


Los sistemas de IA de riesgo inaceptable serán prohibidos por completo. Ejemplos de tales sistemas incluyen la manipulación cognitiva, la puntuación social y la identificación biométrica en tiempo real. La prohibición de estos sistemas demuestra el compromiso de la UE con la protección de los derechos fundamentales y la prevención de posibles abusos de la IA.


Los sistemas de IA de alto riesgo, por otro lado, serán sometidos a una evaluación rigurosa antes de su comercialización. Esto se aplicará a sectores como juguetes, aviación, dispositivos médicos y otros ámbitos específicos, que deberán registrarse en una base de datos de la UE. Estos requisitos aseguran que la IA utilizada en áreas sensibles cumpla con los estándares de seguridad y calidad necesarios antes de su introducción en el mercado.


La IA generativa, como ChatGPT, también se aborda en la legislación propuesta. Se requiere que estos sistemas cumplan con requisitos de transparencia en cuanto a la generación de contenido, asegurando así que los usuarios sean conscientes de la naturaleza generada por la IA de las respuestas y los resultados.


Por último, los sistemas de IA de riesgo limitado deben cumplir con requisitos mínimos de transparencia para que los usuarios puedan tomar decisiones informadas al interactuar con ellos. Esto fomenta la responsabilidad y la confianza en el uso de la IA en aplicaciones cotidianas que presentan un menor nivel de riesgo.


La Ley de Inteligencia Artificial de la UE representa un hito significativo en la regulación de la IA a nivel mundial. Al establecer categorías de riesgo y obligaciones para proveedores y usuarios, la UE se está posicionando como un referente en la protección de los derechos fundamentales y el fomento de la transparencia en el uso de la IA. El Parlamento Europeo ha adoptado su posición negociadora y ahora se embarcará en conversaciones para llegar a un acuerdo final con los países de la UE en el Consejo. Se espera que este proceso culmine a finales de este año, allanando así el camino para un futuro donde la IA se utilice de manera segura y ética en toda la UE.




4 visualizaciones0 comentarios

Noticias recientes

bottom of page